Villalaín

Becerro de Aguilar, fol. 8r
Archivo Histórico Nacional, Códice 994

et in uilla flaine de uetula castel/
la una uinea. Sic illo trado uel con/

In uilla Flaine de Uetula Castella…”

De esta manera aparece mencionado Villalaín en un documento del año 1020. El nombre de “villa Flaine”, posteriormente Villalaín, es un topónimo de base romana que deriva del nombre de origen latino “Flavinus”, del que también deriva el nombre castellano Laín. La tradición sitúa en este lugar el nacimiento y la sepultura de Laín Calvo, uno de los legendarios Jueces de Castilla.

Grandes casonas solariegas blasonadas con escudos barrocos y renacentistas, alguna con elegantes ventanas apuntadas y geminadas, alternan con otras de arquitectura más popular de gruesos muros de mampostería con recercado de vanos en sillería, creando un armonioso conjunto urbano encuadrado entre la iglesia parroquial en un extremo y la casa palacio del mayorazgo de Isla con la ermita de Nuestra Señora del Torrentero en el otro.

Iglesia de Santa Eulalia

Ligeramente apartada del conjunto urbano, en un extremo del mismo, la iglesia de Santa Eulalia destaca por su voluminosa cabecera renacentista que domina sobre el conjunto. Sobre el hastial occidental se levanta la espadaña rematada a piñón con dos grandes vanos que albergan las campanas. En el lado norte se adosa una torre de tres cuerpos rematada por una cornisa sogueada que apoya sobre canecillos, algunos de los cuales podrían haber pertenecido a la antigua iglesia románica. En el muro norte se aprecian vestigios de una antigua construcción gótica. Desde la cabecera, cubierta con bóveda estrellada de plementería plana, el acceso a la sacristía se realiza por una bellísima puerta renacentista. Cuenta con un magnífico retablo clasicista escasamente dorado.

Iglesia de Nuestra Señora del Torrentero

Varias épocas constructivas se aprecian en este pequeño y complejo templo que conserva interesantes restos de época románica. Esta iglesia, que aparece vinculada desde muy antiguo al solar de los Isla, fue objeto de una importante ampliación en el siglo XVI durante la cual se añadió en el lado norte una nueva nave con su correspondiente cabecera destinada a capilla privada de la familia Isla. Entre las dos cabeceras se abrió un arco bajo el que se emplazó el magnífico sepulcro de Pedro Díez de la Peña y su mujer María Gómez de Isla, bajo cuyo mecenazgo se realizó la reforma del templo.

Una inscripción realizada probablemente cuando se hizo la ampliación, en el siglo XVI, recuerda que esta iglesia la mandó hacer Gonzalo Fernández de Isla, señor de la casa y señorío de Isla, en el año 1130.

Todavía se conserva prácticamente intacta la antigua fábrica románica de la cabecera formada por ábside de testero plano cubierto con bóveda de cañón apuntado. El arco triunfal ligeramente apuntado y doblado que separa la cabecera de la transformada nave descansa sobre columnas entregas con capiteles decorados con motivos figurados, animales, vegetales y geométricos. La ventana románica visible desde el exterior del ábside muestra en uno de sus capiteles una sirena de doble cola de pez, motivo recurrente en muchas otras iglesias románicas de la comarca como la de Quintanilla-Socigüenza o la de San Martín del Rojo.

En su interior cuenta con unas interesantes pinturas murales de finales el siglo XV, muy similares a las que firmó Pedro Muñoz en la iglesia de Villarán.

Casa-palacio del Mayorazgo de Isla

Con planta en “L” y una potente torre de cuatro alturas, la casa fuerte y torre del mayorazgo de Isla exhibe el poder y la prosperidad que tuvieron sus propietarios, pero también la decadencia y el abandono. Estos edificios construidos entre los siglos XV y XVI muestran interesantes elementos góticos, así como una magnífica arquería renacentista y una impresionante escalera monumental. El acceso se realiza a través de una magnífica portada con arco de medio punto flanqueada por dos robustos cubos de sillares perfectamente labrados.

La fachada principal del palacio está construida en sillar bien labrado y cuenta con un pórtico formado por dos arcos de medio punto sostenidos por finas columnas, con el escudo de los fundadores sobre una de ellas.

Bibliografía:

  • LÓPEZ ROJO, Manuel, Villarcayo capital de la Comarca Merindades, Villarcayo, 2008.
  • ZABALZA DUQUE, Manuel, Colección Diplomática de los Condes de Castilla, Salamanca, 1998.
Becerro de las Behetrías:
no aparece
figura un Villa Layn en la Merindad de Aguilar de Campoo

Organización administrativa:

Siglo XIV:
Merindad de Castilla Vieja

Siglos XV-XVIII:
Corregimiento de las Siete Merindades de Castilla Vieja
Merindad de Castilla la Vieja

Siglo XIX:
Ayuntamiento de Merindad de Castilla la Vieja

Siglos XX-XXI:
Ayuntamiento de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja