Bisjueces

Becerro de las Behetrías, Manuscrito MS012, fol. 417r y fol. 417v., 
Biblioteca Histórica de Santa Cruz, Valladolid

Viruezos
Este logar es dello behetria e dello solariego e son
naturales desta behetria fiios e nietos de Sancho Sanchez e
non saben y otros

 Derechos del Rey
Pagan al Rey monedas e seruiçios quando los de la tierra
Non dan al sennor de la behetria derecho ninguno

 Derechos del Sennor
Da cada anno al sennor segunt se abiene con el casero de
Pero Ferrandez

CONJUNTO DE BISJUECES

Cuando Castilla se convirtió en reino, se creó la leyenda de sus orígenes y de los jueces Nuño Rasura y Laín Calvo, a quienes se atribuía un sistema de gobierno basado en los usos y costumbres, el llamado “fuero de albedrío”, dirimiendo disputas y dictando sentencias llamadas “fazañas”. Los antiguos cronistas de Castilla situaron las reuniones de este tribunal “en el lugar de Fuentezapata que después, por respeto de la judicatura, se llamó Bisjueces”. La leyenda se transformó en historia y después en mito, y el mito se materializó en piedra y pervive desde hace siglos en la portada retablo de la iglesia de este bello pueblo situado al norte de la Sierra de la Tesla en la parte más meridional de los llanos de la Castilla Vieja.

Uizozes, Viruezos y Bisjueces

Al igual que los míticos jueces de Castilla, el nombre de este pueblo también se encuentra envuelto en el misterio. En 1171, según un documento del Cartulario del monasterio de Rioseco, su nombre era “Uizozes”. Casi doscientos años más tarde, en el libro Becerro de las Behetrías de 1352, aparece como “Viruezos”. Sin embargo, en el siglo XVI, cuando este lugar fue elegido para ensalzar las figuras de los míticos jueces de Castilla, ya era conocido como Bisjueces.

Situado junto al viejo camino que comunicaba Medina de Pomar con la meseta, que durante siglos fue una importante vía para la exportación de la lana castellana y para la entrada de pescado del Cantbrico y de los paños confeccionados en Flandes, Bisjueces conoció una gran prosperidad de la que quedan buenos testimonios en sus elegantes casonas blasonadas y en su magnífica iglesia.

Arquitectura civil

La mayor parte de sus casas son de mampostería y algunas de sillarejo, con recercado de los vanos en sillería. Destacan varias con buenos arcos de medio punto, escarzanos y adintelados y algunas con elegantes ventanas con antepechos y jambas bien labradas entre las que llama la atención una pequeña ventana pareada gótica con alfiz y un pequeño escudo. En algunas casas se pueden apreciar las amplias solanas de madera situadas en la última planta, propias de la tipología de casa montañesa, así como algunos balcones cerrados en forma de mirador propios de gustos más urbanos.

Portada de la iglesia de San Juan Bautista

Iglesia de San Juan Bautista

La iglesia parroquial de Bisjueces, dedicada a San Juan Bautista, es una excelente obra renacentista del siglo XVI. Del antiguo templo románico sólo conserva algunos canecillos y el fragmento de una estela, probablemente de época anterior al románico, empotrado en un muro hacia el exterior.

Un magnífico pórtico con amplios arcos de medio punto y cubierto con bóveda de combados, alberga la estupenda portada renacentista a través de la cual se accede al interior del templo. Esta portada-retablo, que recuerda en su concepción y en su significado al Arco de Santa María de Burgos, se encuentra flanqueada por las estatuas sedentes de los míticos jueces de Castilla Nuño Rasura y Laín Calvo. Las inscripciones grabadas bajo sus pies repiten los mismos textos que las del Arco de Santa María. El frontón situado sobre la puerta de entrada alberga en tres hornacinas las imágenes de San Juan Bautista y a ambos lados de éste las de San Pedro y San Pablo.

El interior de la iglesia se compone de cabecera recta y dos tramos de nave, todo ello cubierto con bóvedas nervadas de terceletes y de plementería muy plana de estilo renacentista.

Bibliografía:

  • BERGANZA, Francisco de, Antigüedades de España I, Lib. 3, cap. 3, Madrid, 1719
  • GÓMEZ GÓMEZ, Agustín, Enciclopedia del Románico en Castilla y León, Aguilar de Campoo, 2002.
  • ILARDIA GÁLLIGO, Magdalena, “La arquitectura protorrenacentista y renacentista en las Merindades”, Las Merindades de Castilla Vieja en la historia, Medina de Pomar, 2007.
  • MARTÍNEZ DÍEZ, Gonzalo, Libro Becerro de las Behetrías. Estudio y texto crítico, León, 1981.
  • PEÑA PÉREZ, Francisco Javier, El surgimiento de una nación. Castilla en su historia y en sus mitos, Barcelona, 2005.
Becerro de las Behetrías:
- Solariego de Pedro Fernández
- Behetría. Naturales: hijos y nietos de Sancho Sánchez

Organización administrativa:

Siglo XIV:
Merindad de Castilla Vieja

Siglos XV-XVIII:
Corregimiento de las Siete Merindades de Castilla Vieja
Merindad de Castilla la Vieja

Siglo XIX:
Ayuntamiento de Merindad de Castilla la Vieja

Siglos XX-XXI:
Ayuntamiento de Villarcayo de Merindad de Castilla la Vieja