Corregimiento de las Merindades de Castilla la Vieja

El Corregimiento de las Merindades de Castilla la Vieja, con sede en Villarcayo, agrupó a la mayor parte de los lugares que anteriormente pertenecieron a la Merindad menor de Castilla Vieja. Otros, algunos de realengo y otros pertenecientes al señorío de los Velasco como Medina de Pomar y sus aldeas, Frías, o el Valle de Tobalina, así como los lugares de la Merindad de Trasmiera, el Valle de Mena o los de las zonas más orientales del Ebro, quedaron repartidos entre diversos Partidos pertenecientes a lo que entonces era la denominada provincia de Burgos y entre varias Hermandades encuadradas dentro de la provincia de Álava.

Al Corregimiento de las Merindades de Castilla Vieja pertenecieron, con algunos cambios a lo largo del tiempo, diversos lugares, todos ellos de realengo, con la siguiente estructura:

Lugares aforados

Merindad de Castilla la Vieja

Merindad de Montija

Merindad de Losa

Merindad de Sotoscueva

Merindad de Valdeporres

Merindad de Cuestaurria

Merindad de Valdivielso

Valle de Manzanedo